Ciro Bayo (1859/60-1939)

Es hoy un escritor prácticamente desconocido.
Situado estéticamente a medio camino entre los modelos narrativos clásicos y costumbristas y las formas de la novela moderna. Su estancia y viajes por América del Sur inspiran la mayor parte de sus relatos y dejan una impronta decisiva en su carácter aventurero y algo vagabundo.
Desde 1900 permanece en España, donde se le relaciona con el mundo literario del momento.
Durante esta época surge toda su producción sobre los más variados temas y características.
Sus contemporáneos le atribuyen una personalidad contradictoria y arbitraria. Un superviviente de épocas pasadas, un escritor no adscrito a ningún movimiento cultural y, por tanto, imposible de situar en su época, como él mismo se define: «Lo confieso; soy un español rezagado del siglo XVII»