Fray Luis de Granada (1504-1588)

Nació en Granada en una familia humilde de emigrantes gallegos. Ingresó en la Orden de los Dominicos y alcanzó fama como predicador por su oratoria elegante y armoniosa. Es uno de los escritores de espiritualidad más populares del occidente cristiano, modelo de religioso renacentista, cuyo pensamiento conciliador es aceptado por las ideologías más dispares. Algo postergado por las modas literarias, su figura recobró actualidad recientemente por la perfección de su prosa y la densidad de sus mensajes. Toda su obra demuestra una sólida preparación intelectual, que alimentó con su amor por la lectura y el estudio, y es reflejo de la cultura religiosa de siglo XVI. Su estilo literario se caracteriza por unas descripciones y erudición ciceronianas y por ser uno de los autores más comprensibles y fáciles de leer, ya que escribía dictando, como si estuviera ante un auditorio.