Juan de Valdés (¿?-1541)

Conquense ilustre de origen judeoconverso. Fue un auténtico autodidacta en las diversas doctrinas que aparecen diseminadas por sus escritos técnicos, teológicos y bíblicos, a excepción de su famoso Diálogo de la lengua, que demuestra sus estudios de Humanidades en la Universidad de Alcalá. Mantuvo correspondencia con Erasmo y con el marqués de Villena en un periodo decisivo para su formación religiosa. Su hermano, Alfonso de Valdés, se ocupó de su educación y contó con otros protectores, que le proporcionaron una red de relaciones fundamental para su intensa actividad política y espiritual. El conjunto de doctrinas espirituales formuladas por Juan de Valdés dieron lugar al valdesianismo, que agrupó a una serie de adeptos con las mismas inquietudes religiosas y tuvo gran repercusión en Europa, en especial durante su exilio en Nápoles. Fue una corriente repudiada por la Iglesia católica, cuya esperada respuesta llegó tras la muerte de Valdés y cada miembro siguió su camino. Tampoco fue aceptada por las confesiones protestantes oficiales, aunque se ha llegado a asociar con la entrada del protestantismo en Italia. Cuando su obra estaba en pleno desarrollo, su débil salud empezó a declinar rápidamente hasta su muerte en 1541.