Juan Solórzano Pereyra (1575-1655)

Nació en Madrid, en una familia con tradición en los estudios de Leyes, licenciatura que completó en la Universidad de Salamanca. El rey Felipe III de España le nombró oidor de Real Audiencia de Lima, en 1609. Con el tiempo quiso regresar a España, por razones personales, donde ejerció de fiscal del Consejo de Indias. Nadie conocía, mejor que él, los problemas del gobierno de la América española a mediados del siglo XVII y nadie los expuso con mayor claridad y erudición en su monumental Política indiana, obra que cumple la función de transmitir la cultura jurídica de su tiempo. En ella cita a numerosos juristas, pero también a teólogos, padres de la Iglesia, humanistas, cronistas de Indias, etc. Nunca alardeó de su asombrosa erudición, porque la consideraba un método de trabajo: jamás evitó tomar postura entre las opiniones encontradas, pero siempre aportaba sus propios argumentos, experiencias personales y casos vividos como fiscal del Consejo de Indias.