Mariano José de Larra (1809-1837)

Hijo de un médico afrancesado que tomó el camino obligado del exilio tras la derrota de los franceses en 1812. El francés fue la primera lengua de Larra, pero se esforzará por dominar el español cuando regrese a España. Escribió poesía, artículos, novela, teatro, traducciones y adaptaciones, pero el lugar privilegiado que ocupa en nuestra literatura se debe a su talento como periodista. Famoso por sus brillantes retratos críticos y satíricos, en los que describe la complacencia, la hipocresía y la corrupción de la sociedad española de su época. Los más conocidos son sus artículos de costumbres publicados en diversos periódicos y revistas, junto con otros de crítica teatral. Su formación es principalmente neoclásica, pero su vida se convirtió en un símbolo de la confusión romántica, aunque nunca asumió del todo las ideas del naciente movimiento. Larra ofrece una visión muy pesimista de la vida española, ahora bien, su necesidad de crítica responde al amor que sentía por su país.