Miguel de Cervantes (1547-1616)

Fue bautizado en Alcalá de Henares en 1547.
Nadie en su modesta familia se dedicó a las armas ni a las letras, pero en Miguel apuntó pronto su afición a la poesía. A los veinte años tomó parte en la batalla de Lepanto (1571) que le convertirá en “el manco más ilustre de las letras españolas”.
Permaneció cinco años cautivo en Argel, de donde intentó fugarse varias veces. Esta experiencia fue determinante en su vida y la evocará en varias obras de forma idealizada. Fue encarcelado en más de una ocasión por errar en las cuentas durante su labor como recaudador de contribuciones.
Con el Quijote conseguirá el triunfo literario y la fama universales, que nunca alcanzó con sus versos, y será en los años siguientes a su publicación en los que se concentra la mayor parte de su producción literaria, hasta su muerte en 1616.