Romancero Castellano (Cancionero de Romances, Amberes:1550)

El romancero, junto con la mística y la picaresca es una de las aportaciones más originales de la literatura española. Cancioneros, romanceros y pliegos sueltos poéticos gozaron de una amplia transmisión popular a través de los siglos. El romance se documenta en la historia de la literatura castellana desde mediados del siglo XV, pasando por los copiados en cancioneros, primero manuscritos y a partir de 1511 impresos, hasta llegar a los romances cultos insertos en obras literarias desde Lope hasta Lorca. El éxito editorial de los romances queda reflejado en los casi doscientos cancioneros y romances impresos en el siglo XVI y otros tantos en el XVII, la mayoría de los cuales parten del Cancionero general de 1550.