Salvador de Madariaga (1886-1978)

Humanista contemporáneo, político europeísta, liberal y riguroso historiador son algunas de las facetas que describen a este notable escritor, como podemos apreciar en el pormenorizado prólogo de Alexia Dotras a este primer volumen que recoge las dos primeras novelas del célebre ciclo deEsquiveles y Manriques. Iniciado en 1943 con El corazón de piedra verde y ambientado en la conquista y la colonización de América, este ambicioso proyecto narrativo (que la Biblioteca Castro recogerá en su totalidad a través de dos tomos) retrata la vida hispanoamericana en México, Perú, Venezuela o Cuba a través de la peripecia familiar de los Esquiveles y los Manriques. Dos destinos ligados en lo sentimental y familiar que se irán entrelazando con personajes históricos de la talla de Moctezuma o Hernán Cortés.
De esta manera, Madariaga nos sumerge en un universo literario que reconcilia las costumbres del Viejo y el Nuevo Mundo, el racionalismo cristiano con el primitivismo de las culturas precolombinas y el pequeño acontecer de estas criaturas de ficción con los grandes eventos históricos que protagonizaron aquellos tiempos.
En esta misma senda continúa Guerra en la sangre, al profundizar en la vida cotidiana y el mestizaje de aquellos descendientes de los primeros colonizadores y los indios, en esta mezcla de sangres y culturas que se fraguó a lo largo de un periodo en el que ya empiezan a surgir las revueltas de la clase indígena.