Cinco escritoras valientes que se adelantaron a su época

Retrato Gertrudis

1. Queremos encabezar la lista de escritoras que se atrevieron a desafiar las rígidas normas que gobernaban los movimientos femeninos con doña Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873), autora romántica que protagoniza nuestro escaparate de primavera. Tanto la galería de mujeres ilustres recogida en su ensayo “La mujer” como la crítica de los matrimonios concertados en varias de sus novelas o su fallido intento por ingresar en la RAE revelan la poderosa personalidad  de esta mujer pionera en la reivindicación de los derechos de la mujer.

http://fundcastro.org/tienda/gertrudis/gomez-de-avellaneda-gertrudis-antologia-novelas-y-ensayo-sab-dos-mujeres-dolores-el-cacique-de-turmeque-la-mujer/

foto pardo bazán

 

2. Emilia Pardo Bazán (1851-1921): Las mujeres obreras, la maternidad como único destino femenino, la doble moral con la que la mujer es juzgada o la propia educación son temas recurrentes en la rica y variada producción narrativa de la autora coruñesa, una de las personalidades más singulares de nuestra literatura decimonónica a la que la RAE le negó su ingreso hasta en tres ocasiones. Cosmopolita, políglota y viajera infatigable se codeó de tú a tú con los intelectuales más importantes de tiempo, y tanto su vida como su valorada obra demuestran los méritos de esta mujer para ocupar en la sociedad los mismos puestos que el varón, sin renunciar a lo específicamente femenino.

http://fundcastro.org/tienda/pardo/pardo-bazan-emilia-tomo-i-pascual-lopez-autobiografia-de-un-estudiante-de-medicina-un-viaje-de-novios/

Santa Teresa foto

 

3. Santa Teresa de Jesús (1515-1582): Mucho se está hablando a lo largo de este 2015 de Teresa de Ávila con motivo del V Centenario de su nacimiento, pero no podemos dejar de subrayar que fue una mujer que marcó época en un mundo dominado por hombres, que pasa del arrebato del éxtasis a reformar la orden del Carmelo por toda la Península, que hubo de bregar con confesores e inquisidores que ponían todos los peros para publicar su Libro de la vida, y que aprovechó, en definitiva, su condición de mujer no letrada (aunque rica en lecturas) para romper las reglas de la retórica e inaugurar un nuevo modelo estético dentro de la prosa: el del “escribo como hablo”.

http://fundcastro.org/tienda/teresa/santa-teresa-de-jesus-tomo-i/

 

4. María de Zayas (1590-ca. 1661): Poco se sabe de esta escritora del Siglo de Oro, aunque sus Novelas ejemplares y amorosas llegaron a conocerse como el Decamerón español. Bajo el molde de la novela cortesana, y con gran amenidad, insta a las mujeres para que abandonen sus roles tradicionales, retrata el desengaño de las que han sido burladas por los hombres, y critica el concepto de honra que tanto perjudicó al universo femenino.

http://fundcastro.org/tienda/zayas/maria-de-zayas-tomo-i-novelas-amorosas-y-ejemplares-desenganos-amorosos/

Captura de pantalla 2014-03-25 a la(s) 14.44.15

 

5. Rosa Chacel (1898-1994): Aunque desconfiaba de todo lo que sonara a feminismo, o a lo que muchos han entendido como literatura femenina propiamente dicha, la escritora vallisoletana vive de primera mano la revolución intelectual fraguada en torno a la generación del 27 y a la figura de Ortega y Gasset. Infinidad de protagonistas femeninas habitan el imaginario de Chacel: una maestra a la hora de retratar la conciencia de la niñez y de plasmar ese tiempo subjetivo que se dilata o contrae en función de la percepción de nuestra mirada.

http://fundcastro.org/tienda/chacel/chacel-rosa-tomo-i-estacion-ida-y-vuelta-teresa-memorias-de-leticia-valle/

 

 

Leer más
  1. adopcion de perros Responder

    Muchas gracias por este post, tengo muchas ganas de
    seguir leyendo el resto de contenidos

Deje una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.