Biblia de Ferrara

Supuso la primera Biblia completa en ladino (lengua romance judía), siguiendo la tradición de las biblias judeo-españolas medievales, “modernizada” en lenguaje y estilo e impresa en caracteres latinos. Destinada principalmente a los judíos españoles y portugueses que en el siglo XVI abandonaron su condición de conversos y volvieron a un judaísmo abierto y renovado. Muchos sefarditas se trasladaron, por invitación del duque, a la ciudad de Ferrara, que a mediados del s. XVI pasó a ser centro de acogida de los judíos conversos que huían de sus países de origen y que ya no podían entender ni hablar el hebreo, pero querían seguir las funciones sinagogales. Después de Babilonia y Alejandría, España fue en Europa la primera cuna de traductores judíos que contribuyeron a la difusión de obras literarias, científicas, filosóficas y a la producción de biblias romanceadas.