Obras completas. Tomo Único

Autor: Juan del Encina

Obras incluidas

Prosa
Poesía:
Poesía religiosa
Poesía moral y de circunstancias
Poesía de amores
Glosas de canciones y motes ajenos
Canciones
Romances y canciones con sus deshechas
Representaciones
Translación de las Bucólicas de Virgilio
Apéndices:
I. Piezas musicadas por Enzina en el “Cancionero Musical de Palacio”
II. Composiciones de atribución dudosa en el “Cancionero de Londres”
III. Composiciones de atribución dudosa en pliegos sueltos

48,00

Obras incluidas

Prosa
Poesía:
Poesía religiosa
Poesía moral y de circunstancias
Poesía de amores
Glosas de canciones y motes ajenos
Canciones
Romances y canciones con sus deshechas
Villancicos
Representaciones
Translación de las Bucólicas de Virgilio
Apéndices:
I. Piezas musicadas por Enzina en el “Cancionero Musical de Palacio”
II. Composiciones de atribución dudosa en el “Cancionero de Londres”
III. Composiciones de atribución dudosa en pliegos sueltos
Sinopsis
Su obra artística es de las más amplias e importantes de su época.
Ensayó todos los temas y géneros poéticos con extraordinaria variedad y dominio. Destacadísimo músico-poeta, compositor de numerosas piezas líricas, sobre todo villancicos y romances. Su Arte de poesía castellana, que abre el Cancionero, es uno de los primeros tratados sobre teoría poética en nuestra literatura.
Autor de la primera producción dramática consistente de nuestro teatro, por lo que se le ha calificado como el padre del teatro castellano.
El mundo artístico de la égloga fue el que más atracción le produjo y con el que supo conectar sus anteriores ensayos pastoriles. La Égloga de Fileno, Zambardo y Cardonio y la Égloga de Plácida y Vitoriano son de clara inspiración italiana.
Sobre el autor
Un rasgo vital que domina la personalidad de este autor es su permanente anhelo de fama y de prestigio intelectual.
Búsqueda que se manifiesta desde sus orígenes humildes y primeros estudios en Salamanca, donde recibió instrucción latina del propio Antonio de Nebrija, hasta su entrada al servicio de la corte de Alba, donde ejerció actividades de músico, poeta y dramaturgo. Fracasado y decepcionado viajó a Italia en varias ocasiones en busca de nuevos horizontes.
Allí entró al servicio de la curia papal, lo que le llevó a alcanzar importantes beneficios en las catedrales de Málaga y León.
En el cuarto viaje que hizo a Italia se produjo un profundo cambio espiritual en su persona: cumplidos los cincuenta decide ordenarse sacerdote y celebrar su primera misa en Jerusalén, suceso que narra en verso en Trivagia o vía sacra de Hierusalem.
Otros libros del autor

Autor

Preparador

ISBN

Nº Páginas

Nº EDICIÓN

Nº Tomo