Obras completas. Tomo I

Autor: Juan de Valdés

Obras incluidas

Diálogo de doctrina christiana
Diálogo de la lengua
Alphabeto christiano. Diálogo con Giulia Gonzaga. (Redacción italiana)
Alfabeto cristiano. Diálogo con Giulia Gonzaga. (Redacción castellana)
Las ciento diez divinas consideraciones. (Recensión del manuscrito de Juan Sánchez)
Once consideraciones más
Preguntas y respuestas
Siete epístolas doctrinales
Trataditos (Trattatelli)
Catecismo o “Leche espiritual”
A Erasmo
A Juan Dantisco
Al Cardenal Ercole Gonzaga
Al Secretario Francisco de los Cobos

52,00

Obras incluidas

Diálogos:
Diálogo de doctrina christiana
Diálogo de la lengua
Alphabeto christiano. Diálogo con Giulia Gonzaga. (Redacción italiana)
Alfabeto cristiano. Diálogo con Giulia Gonzaga. (Redacción castellana)

Escritos espirituales:
Las ciento diez divinas consideraciones. (Recensión del manuscrito de Juan Sánchez)
Once consideraciones más
Preguntas y respuestas
Siete epístolas doctrinales
Trataditos (Trattatelli)
Catecismo o “Leche espiritual”

Cartas:
A Erasmo
A Juan Dantisco
Al Cardenal Ercole Gonzaga
Al Secretario Francisco de los Cobos

Sinopsis
Su Diálogo de doctrina cristiana fue prohibido en 1529. En un momento en el que aún no estaban claros los límites entre luteranismo, erasmismo y mística, la vigilante Inquisición sospechó de ella: las ideas de Erasmo y las citas implícitas de escritos luteranos convierten a esta obra en referencia obligada para todo valdesista. Los erasmistas perseguidos aún eran poderosos y salvaron a Valdés de la cárcel, pero tuvo que huir a Italia, donde su hermano Alfonso utilizó sus buenas relaciones con la corte papal para interceder por él. La obra más conocida de Valdés, el Diálogo de la lengua, es un pasatiempo literario en comparación con toda una carrera de pensamiento religioso y obra teológica. Su interés radica en que es el primer tratado, después de los de Nebrija, sobre la correcta manera de hablar y de escribir el español y contiene extraordinarias recomendaciones gramaticales y ortográficas, aunque en su tiempo no tuvo gran repercusión.

También escribió el Alfabeto cristiano, que representa el primer paso de su plena dedicación a la tarea espiritual y bíblica, a la que se sentía divinamente llamado. El conjunto de escritos que mayor influjo ejercieron fueron sus Ciento diez divinas consideraciones. Breves piezas de reflexión sobre las reuniones semanales de la congregación valdesiana.

Sobre el autor
Conquense ilustre de origen judeoconverso. Fue un auténtico autodidacta en las diversas doctrinas que aparecen diseminadas por sus escritos técnicos, teológicos y bíblicos, a excepción de su famoso Diálogo de la lengua, que demuestra sus estudios de Humanidades en la Universidad de Alcalá. Mantuvo correspondencia con Erasmo y con el marqués de Villena en un periodo decisivo para su formación religiosa. Su hermano, Alfonso de Valdés, se ocupó de su educación y contó con otros protectores, que le proporcionaron una red de relaciones fundamental para su intensa actividad política y espiritual. El conjunto de doctrinas espirituales formuladas por Juan de Valdés dieron lugar al valdesianismo, que agrupó a una serie de adeptos con las mismas inquietudes religiosas y tuvo gran repercusión en Europa, en especial durante su exilio en Nápoles. Fue una corriente repudiada por la Iglesia católica, cuya esperada respuesta llegó tras la muerte de Valdés y cada miembro siguió su camino. Tampoco fue aceptada por las confesiones protestantes oficiales, aunque se ha llegado a asociar con la entrada del protestantismo en Italia. Cuando su obra estaba en pleno desarrollo, su débil salud empezó a declinar rápidamente hasta su muerte en 1541.
Otros libros del autor

ISBN

Autor

Nº Páginas

Nº EDICIÓN

Nº Tomo