General estoria 3ª Parte

,

Autor: Alfonso X el Sabio

Obras incluidas

TOMO I:
Salmos.
Cánticos.
Gentiles del tiempo de David: griegos y troyanos.
Origen de los godos y otras historias de los gentiles.
Historia de Salomón.
Cantar de los cantares.
Proverbios.
Sabiduría.
Eclesiastés.
Sucesores de Salomón.

TOMO II:
Ecozías y sucesores.
Isaías.
Oseas.
Amós.
Jonás.
Sucesores de Ozías.
Naúm.
Miqueas.
Acaz.
Rómulo y Remo.
Ezequías.
Tobías.
Job.
Gentiles del reinado de Ezequías.
Manassés y gentiles.
Amón.
Josías.
Joacaz y Joaquín.
Sedequías.
Ezequiel.
Paralipómenon.

144,23

Obras incluidas

TOMO I:

Salmos.
Cánticos.
Gentiles del tiempo de David: griegos y troyanos.
Origen de los godos y otras historias de los gentiles.
Historia de Salomón.
Cantar de los cantares.
Proverbios.
Sabiduría.
Eclesiastés.
Sucesores de Salomón.

TOMO II: 

Ecozías y sucesores.
Isaías.
Oseas.
Amós.
Jonás.
Sucesores de Ozías.
Naúm.
Miqueas.
Acaz.
Rómulo y Remo.
Ezequías.
Tobías.
Job.
Gentiles del reinado de Ezequías.
Manassés y gentiles.
Amón.
Josías.
Joacaz y Joaquín.
Sedequías.
Ezequiel.
Paralipómenon.

Sinopsis
TOMO I.- Esta Parte de la General Estoria es la que ofrece mayores dificultades para su edición por no conservarse ningún códice original de la Cámara regia de Alfonso X. Está prácticamente dedicada a la Cuarta Edad (desde el reinado de David hasta la transmigración o cautividad de los judíos en Babilonia en el 590 a.c.). De la etapa davídica, correspondiente al II libro de los Reyes, se inserta el Salterio y los hechos de los gentiles coetáneos, es decir, la historia de los griegos y los troyanos tras la guerra de Troya. En concreto, los alfonsíes se sienten maravillados por la figura de Ulises: héroe astuto sin el que no hubiera sido posible la victoria griega, y al que también le atribuyen (según la fuente de un glosario medieval) la fundación de Lisboa. El amplio concepto de Historia alfonsí desborda la mera sucesión de acontecimientos, y la curiosidad de los compiladores les lleva a incluir noticias de la más variada índole (geográficas, naturalistas…): así, después de tratar la materia troyana se añaden otros capítulos sobre el origen de los godos y cómo fueron a instalarse en tierras septentrionales. Vuelve luego al libro III de los Reyes y a la figura del otro gran rey sabio por el que Alfonso X sentía verdadera fascinación: Salomón, “sus fechos”, las obras que compuso (Cantar de los cantares, Proverbios, Sabiduría y Eclesiastés) y los acontecimientos de los gentiles que vivieron en su tiempo (entre ellos cabe destacar los contenidos relativos a los “reyes de las Bretañas”). Por último, desde la muerte de Salomón se historian simultáneamente los sucesos de Judá e Israel después de la partición del reino de Jeroboam.

TOMO II.- Continúa este volumen con la progresión del relato histórico que marca la Biblia: el libro IV de los Reyes, en el que se narran los acontecimientos desde la muerte de Ocozías, rey de Judá, hasta la “transmigración” de Babilonia, que supone el fin de la monarquía judaica cuyos inicios se contaron en la Segunda Parte. Las historias, entonces, se van incardinando y después de adentrarse en los textos bíblicos de contenido profético (especial peso tendrá el extenso libro de Isaías) nos cuentan el declive de Judá e Israel, que se encaminan ya hacia su aniquilación a manos de Nabucodonosor. Siguiendo con la cronología que intenta contrastar los acontecimientos de los judíos y de los gentiles, los alfonsíes se centran a continuación en los orígenes de Roma, con la historia de Rómulo y Remo, que acaeció durante el reinado del rey judío Acaz. Los romanos son tachados de “medio bárbaros” hasta que el rey Numa los saca de estas costumbres con inventos tales como la moneda. Se inserta después el precioso libro de Tobías y el de Job. Tras ellos cobran especial importancia las sibilas que aunque gentiles para la ortodoxia católica adquieren protagonismo por su valor profético. Entre ellas destaca el personaje de Casandra que además de en la guerra de Troya ubican ahora durante el reinado de Joaquín y Sedequías. Y para cerrar esta última sección de la Tercera Parte los compiladores recogen el libro de Ezequiel y otros dos libros históricos del Antiguo Testamento: Crónicas I y II, que son un relato reiterado de la genealogía de los reyes judíos desde Adán.

Sobre el autor
Alfonso X (rey de Castilla y León desde 1252 hasta 1284), pese a los graves problemas políticos y familiares que hubo de afrontar a lo largo de su reinado, aportó su decisivo esfuerzo personal para crear en la Corte de Toledo un sorprendente centro de actividad cultural, atrayendo a gentes capaces de aunar sus conocimientos, participando en una ingente tarea intelectual, amparada y organizada por el propio Rey (en ese ámbito se gestaron las Cantigas, los Libros del Saber de Astronomía, el Libro de los Juegos, el Lapidario, la Estoria de España, las Siete Partidas y, naturalmente, la General Estoria).

La General Estoria nació como un completo relato del curso de la Humanidad desde el origen del hombre hasta el reinado del propio rey Alfonso. La magnitud del proyecto no permitió su conclusión, pero los manuscritos redactados y actualmente conservados integran en su conjunto un asombroso monumento intelectual, de contenido enciclopédico, único en la cultura europea.

En cuanto al devenir histórico, la General Estoria procuró seguir el patrón cronológico de la Biblia, pero dicha fuente se enriquece con aportaciones de figuras tanto del mundo clásico (Ovidio, Lucano…) como de autores coetáneos (Pedro Coméstor…). Así, en cada momento la historia del pueblo judío se conjunta y completa con los acontecimientos gentiles de la época relacionada, con leyendas, mitos y descripciones geográficas del mundo entonces conocido, que ponen de manifiesto un concepto historiográfico de gran amplitud.

Tras casi ocho siglos de completa inacción editorial, las seis partes de la General Estoria ven ahora la luz gracias a la presente edición de la Biblioteca Castro. Se transcriben íntegramente, según los códices conservados en las bibliotecas de El Vaticano, El Escorial, Nacional de España y Universidad de Évora, dividiendo cada parte en dos tomos para evitar libros excesivamente voluminosos. La edición, financiada íntegramente por la Fundación José Antonio de Castro, ha sido minuciosamente preparada a lo largo de doce años, por un equipo de prestigiosos medievalistas coordinado por el catedrático Pedro Sánchez-Prieto. Comprende 10 tomos en los que el texto alfonsí va precedido de una exhaustiva Introducción y seguido del correspondiente Aparato crítico, con lo que se aporta un valor añadido de carácter científico a la propia obra medieval. 

Otros libros del autor

 

Autor

ISBN

Nº Páginas

Nº EDICIÓN

Nº Tomo