Valle-Inclán en la picota

“Valle-Inclán es puro despilfarro. Sus frases rebosan como fruta madura que desprende gotas de néctar. Pocas veces ha volado el idioma con una cadencia tan audaz y agraciada como en algunos cuentos de Jardín umbrío (1903) o las cuatro entregas de las Sonatas (1902-1905)”, señala Rafael Narbona en La Revista de Libros.

http://www.revistadelibros.com/blogs/viaje-a-siracusa/valle-inclan-en-la-picota?&utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=nl20170517

Leer más

Deje una respuesta

*