Poesía. Tomo VI

Autor: Lope de Vega

Obras incluidas

Huerto deshecho
Égloga a Claudio
La Vega del Parnaso
Otros versos

48,08

Obras incluidas

Huerto deshecho
Égloga a Claudio
La Vega del Parnaso
Otros versos

Sinopsis
Por su carácter misceláneo y ecléctico, quizás sea este último volumen de las Poesías de Lope de Vega el más representativo. Muestra una síntesis de textos muy variados que reflejan la compleja e intensa trayectoria lírica y biográfica del Fénix. El Laurel de Apolo tiene su continuación en la Égloga a Claudio, que es más bien una epístola donde se entrelazan vida y obra. Expresa su falta de mecenazgo y sus frustradas aspiraciones al puesto de cronista real en Huerto desecho. Una tempestad arrasa el huerto, motivo frecuente en toda la obra de Lope como alegoría de la tormenta de la vida. Antes de su muerte, tiene entre manos La Vega del Parnaso, magnífica miscelánea de géneros dramáticos, poéticos, que incluye también sus últimas comedias. Predomina el tono elegíaco por la muerte de familiares, amigos cercanos o personajes ilustres, que se suceden en estos años. Las tristezas adquieren su máxima expresión en la etapa final de su vida y, tras su muerte, el eco del mítico Fénix, imagen de la nueva primavera, renacerá sobre las alas de la Fama.
Sobre el autor
Fue uno de los más insignes poetas de la España del siglo XVII. Ya en vida despertó el interés de los biógrafos, que lo tildaron de niño prodigio, como él mismo confirma en el Arte nuevo de hacer comedias: “y yo las escribí de once y doce años…”. De curiosidad enciclopédica y avidez por la lectura, ducho en gramática, retórica y muy hábil con los versos, Lope de Vega empleó sus esfuerzos de los últimos años en convertirse en el poeta épico español. En muchos de sus romances y sonetos, tras la identidad del moro Zaide y el pastor Belardo, proclama a los cuatro vientos sus escarceos íntimos con Elena Osorio, su primera y más profunda experiencia amorosa, que tuvo amplias repercusiones literarias. Se sabe bastante de su vida, llena de incidencias y percances. Mantuvo una intensa vida social y sobre todo sentimental. Una vida plenamente barroca: en ocasiones al margen de lo moral, pero a la vez inmersa en labores sacrosantas. 
Otros libros del autor

Autor

Preparador

ISBN

Nº Páginas

Nº EDICIÓN

Nº Tomo